NYLABONE PUPPY CHEW BONE TALLA S

NYLABONE PUPPY CHEW BONE TALLA S Ver más grande

JU01030

Nuevo

Especial para cachorros: hueso duradero con delicioso sabor a pollo, de caucho termoplástico que limpia los dientes y fortalece la mandíbula. Satisface el instinto natural de morder.

Más detalles

Este producto no está disponible

3,41 €

Añadir a la lista de deseos

El resistente hueso Nylabone Puppy anima a los cachorros a morder y asegura un entretenimiento sabroso y divertido. De esta forma ayuda a fortalecer la mandíbula y a masajear las encías.
La mezcla de plástico blando es perfecto para que tu perro lo muerda y limpie sus dientes en profundidad.

¡El atractivo olor a delicioso pollo hará que tu pequeño no pueda resistirse! El sabor a pollo cubre todo el hueso y permite que tu perro disfrute a la vez que cuida sus dientes.
Durante la masticación, se elimina la placa dental y se previene la formación de sarro. El proceso especial de fabricación da lugar a un material muy resistente, de modo que el perro no podrá romperlo en trocitos pequeños. Por lo tanto, no existe el riesgo de que tu perro se ahogue con trozos de este juguete, sino que podrá morderlo cuanto le apetezca sin problema.

¡Da gusto morder el hueso Nylabone Puppy y, a la vez, cuidar la limpieza dental!

Características del hueso Nylabone Puppy con sabor a pollo:

  • Especial para cachorros
  • Hueso para la limpieza dental, de polímeros termoplásticos
  • Limpieza dental delicada: el material blando elimina la placa dental y previene la formación de sarro
  • Resistente: no tiene astillas, queda de una sola pieza
  • Satisface la necesidad natural de morder
  • Tamaños distintos según el peso individual de tu cachorro
  • Recomendado por veterinarios
  • Material duradero para largas horas de masticación
  • Con exquisito sabor a pollo
  • Fabricado en EE. UU.
  • Advertencia: el color del hueso puede cambiar con respecto al de la foto.
Tamaño: Adecuado para:
S Perros pequeños hasta 11 kg

Indicaciones de seguridad:
Este producto no es apto para la ingesta. Es importante que escojas el tamaño y el tipo de hueso apropiado para tu perro en función de su edad, su peso y su fuerza mandibular. Los huesos no aptos para la ingesta deben ser lo suficientemente grandes como para morderlos de lado a lado y no de arriba abajo. Si convives con más de un perro, elige el modelo que se adapte al perro de mayor tamaño y fuerza mandibular. Los huesos para cachorros a los que les están saliendo los dientes y los huesos para perros con fuerza de mordida media o alta no están indicados para perros con fuerza mandibular fuerte o extrafuerte. Estos últimos necesitan huesos especiales para mordida extrema. Si sospechas que tu perro ha podido ingerir una porción de hueso, retíralo de inmediato y contacta con tu veterinario.

Advertencia:
Al igual que con cualquier otro artículo, vigila a tu perro mientras juega. Revisa el producto periódicamente y asegúrate de que no sea defectuoso ni esté deteriorado. Si así fuera, sustituye o desecha este juguete. En caso contrario, tu perro podría tragarse alguna pieza y sufrir posibles lesiones o molestias.